electroestimuladores

Electroestimuladores musculares: ¿excelente herramienta o engaño?

La electroestimulación muscular (EEM) no te dará el cuerpo que deseas de la noche a la mañana ni son aparatos mágicos que reemplazan al ejercicio regular o a una buena alimentación, pero definitivamente se trata de un método que alcanza resultados positivos concretos con el plan adecuado tanto para la preparción física como para la rehabilitación de lesiones a nivel amateur y profesional.

“¡Aumenta tu fuerza más allá de los límites naturales!” o “¡Pierde peso en pocas semanas!” son algunas de las frases comerciales que se utilizan para promover el electroestimulador muscular y, aunque en muchas ocasiones generan desconfianza o suenan demasiado bien para ser verdad, se han convertido en excelentes herramientas para moldear, tonificar y mejorar el estado de los músculos de tu cuerpo.

Por supuesto que no es magia ni fórmula instantánea, sino más bien un proceso científico con el que debes familiarizarte para entender cómo y por qué utilizar este dispositivo, con objetivos realistas y un plan de trabajo que se adapte a tus características y condiciones actuales.

Un electroestimulador muscular trabaja en un área específica de manera simultánea, generando contracciones más allá de la actividad cerebral regular que se lleva a cabo cuando haces ejercicio. Es decir, la estimulación entrena tus músculos mediante pulsos electrónicos en un nivel distinto al de las actividades físicas habituales.

Los electroestimuladores musculares pueden ser beneficiosos para varios usuarios si eliges ela adecuado para determinadas circunsntancias. Los diferentes modelos varían mucho entre sí y por ello es importante realizar una investigación adecuada antes de confirmar una compra. Puedes leer más información sobre cómo adquirir el modelo correcto con esta guía de compras de electroestimuladores musculares de Bazarium.eu.

Beneficios de los electroestimuladores musculares

La electroestimulación muscular tiene un impacto positivo para un amplio rango de personas, desde quienes quieren bajar de peso hasta los atletas amateurs o profesionales en busca de expandir su nivel de preparación, incluyendo a los usuarios que necesitan ayudar o complementar su proceso de rehabilitación en caso de una lesión.

Es importante saber que los electroestimuladores musculares no sustituyen a las actividades físicas regulares o las rutinas de ejercicios regulares, sino más bien sirven como un complemento sensacional para alcanzar nuevos niveles de entrenamiento y preparación.

Algunos de los beneficios del uso de un electroestimulador muscular son los siguientes:

  • Aumenta la fuerza muscular
  • Mejora la velocidad y explosividad
  • Promueve la circulación sanguínea
  • Impulsa el crecimiento (densidad) muscular
  • Quema grasas
  • Ayuda con la recuperación física
  • Disminuye los dolores de espalda y cuello

Si bien cualquier persona puede utilizar un electroestimulador muscular, vale la pena prestar atención a las indicaciones, instrucciones y recomendaciones del producto para evitar complicaciones o malas interpretaciones. Como se trata de un trabajo de cierta intensidad para los músculos, hay mínimos en la condición física para determinadas configuraciones, ya que de lo contrario podrán aparecer lesiones o dificultades. De ahí la importancia también de escoger un dispositivo con respaldo y calidad.

¿Es mejor la electroestimulación o los ejercicios regulares?

Un aspecto interesante de los electroestimuladores musculares es que no son mejores ni peores que la actividad física regular, sino diferentes y complementarios. La electroestimulación llega adonde el entrenamiento normal no puede llegar debido a los impulsos electrónicos que trabajan a nivel cerebral para elevar los porcentajes, pero igualmente la práctica física tradicional sirve como parte esencial y es irremplazable en otros sentidos.

Los músculos tratados con electrostimulación se tonifican y se fortalecen, pero para conseguir resultados a nivel de rendimiento deportivo o aspecto estético, debes seguir lineamientos complementarios en términos de ejercicio cotidiano y una dieta saludable.

Los electroestimuladores musculares complementan el entrenamiento, ya que su objetivo se centra en el fortalecimiento de los músculos pero cualquier atleta necesita agilidad, movimientos, coordinación y una base de preparación cardiovascular que se obtiene con la práctica regular.

Usos o aplicaciones de electroestimuladores musculares

Al recopilar los diferentes objetivos y resultados satisfactorios obtenidos con los dispositivos de electroestimulación muscular se pueden resumir en dos grandes áreas desde cualquier persona que quiere mejorar su estado de salud general hasta atletas de alto rendimiento: aumenta la fuerza muscular y ayuda en la rehabilitación de lesiones.

Estudios indican que los electroestimuladores musculares incorporados al programa de entrenamiento regular presentan excelentes mejoras para los deportistas, con efectos positivos acumulativos gracias una preparación más completa con menos energía y desgaste.

Por otro lado, la electroestimulación como tratamiento médico tiene un uso extendido en clínicas ya que suele ayudar a liberar el dolor, activar las áreas necesarias sin un esfuerzo del resto del cuerpo y como método de mantenimiento de la fuerza muscular mientras la persona no puede dar paso a los ejercicios regulares. Eso sí, debe considerarse que no se trata de una herramienta de recuperación en sí misma, ya que actúa como complemento para la fisioterapia y otras actividades necesarias en el proceso.